Miiedo

Las condiciones ideales para la representación de la obra son un espacio escénico de, como mínimo, 5 metros de fondo, 6 metros de ancho y 3 metros de alto.
Las características del espectáculo hacen que su montaje sea muy versátil, de manera que es posible adecuarlo a prácticamente cualquier espacio.

Por la naturaleza de la obra, recomendamos que la disposición del público sea cercana, lo idóneo sería “en grada”, o con posibilidad de que el público tenga visión desde arriba.

Es recomendable también que se pueda hacer el oscuro total.
La compañía puede, en caso de no disponer, aportar todas las necesidades técnicas